Artículos que son como… metáforas

METAeuFORiAS

¿Qué es
usabilidad
? ¿Qué es
coser un traje
?
Sab, 28-Feb-2009

Usabilidad en el software es como coser un traje

Las técnicas de usabilidad están encaminadas a que el software sea más fácil de utilizar y que se adapte a las necesidades de usuario. Sin embargo, no existe un único modo de tener en cuenta  esas técnicas: pueden aplicarse durante el desarrollo del software en mayor o menor medida y de diferentes modos, igual que existen diferentes modos de confeccionar un traje.

Confección de un traje que incluye el logo 'we care about usability'

Sin usabilidad: fabricar ropa “a ojo”

Desarrollar software sin tener en cuenta criterios de usabilidad es como fabricar ropa sin tener en cuenta las características de las personas que van a llevarla. La persona que confecciona las prendas usará sus conocimientos y experiencia para que el resultado final se adapte a sus clientes, pero poco más; puede tomarse a él mismo como modelo, pero está claro que la ropa que le sienta bien a él no tiene por qué sentarle bien a otros.

Un traje construido así difícilmente le quedarán bien al cliente; quizá pueda utilizarlo, pero probablemente no serán ni cómodo ni elegante ya que no se le ha tenido en cuenta a la hora de crearlas. Y lo mismo pasará con el software: una aplicación que no ha tenido en cuenta las características de sus usuarios es posible que cumpla alguna de las funcionalidades que necesitan, pero lo más probable es que no sea práctica ni fácil de usar.

Heurísticas de usabilidad: tallas

Puede que el sastre no conozca a su cliente, pero puede tener en cuenta ciertos estándares en cuanto a tamaños y proporciones: las tallas. Si la ropa que fabrica sigue esas tallas, tendrá unos criterios en los que basarse más allá de sus propias intuiciones, y también los usuarios tendrán una guía sobre la que comprar las prendas. De ese modo, comprando una talla determinada, aumentarán las posibilidades de que el resultado sea satisfactorio.

De igual modo, el software puede construirse siguiendo principios generalmente conocidos y aceptados para que sea usable (las heurísticas de usabilidad); las revisiones en las que los expertos comprueban si el software cumple o no esos principios son conocidas como  evaluaciones  heurísticas de usabilidad. El software construido y revisado de ese modo no ha incluido a sus usuarios concretos en el desarrollo, pero esas evaluaciones de expertos harán que el resultado será bastante mejor que si no se realizan.

Tests de usuario: probarse la ropa

Una mejora en el proceso sería que el cliente participara en la confección de su ropa. Puede probarse el traje al final, por ejemplo, y entonces el sastre podrá hacer pequeños ajustes; eso sí, cuanto antes se realicen las pruebas, mejor. Es más fácil hacer cambios cuando la ropa está todavía hilvanada.

La técnica más común de usabilidad que involucra a los usuarios en el desarrollo de software es el test de usuario, cuyo objetivo es detectar los problemas que encuentran en la práctica a la hora de enfrentarse al software. También en este caso es conveniente hacer esas pruebas cuanto antes, ya que cuanto menos avanzado está el desarrollo, más fácil es realizar modificaciones para corregir los problemas que se encuentran.

Diseño centrado en el usuario: ropa a medida

Cuando el cliente participa desde el principio en la creación de su ropa, el resultado es el más satisfactorio. El cliente no sólo pide exactamente qué tipo de traje quiere, sino que sirve como modelo y se le toman medidas para que la ropa le ajuste perfectamente. Durante todo el proceso de fabricación sigue interviniendo, opinando y sirviendo como referencia. El resultado final será, casi con toda seguridad, muy satisfactorio.

En el proceso de desarrollo de software, el equivalente sería cuando el usuario no sólo participa de modo puntual en las pruebas del software, sino que se convierte en el verdadero protagonista del desarrollo. Este tipo de diseño es conocido como User Centered Design (UCD), es decir, “diseño centrado en el usuario“, y en él se incluyen diversas técnicas, todas ellas encaminadas a lograr que el producto final se adapte completamente a sus necesidades.

¿Con cuál me quedo?

Parece claro que en el caso de la confección de ropa, las mejores opciones son las más caras. Pocas prendas se adquieren sin tener en cuenta al menos su talla, y en muchos casos hacemos tests de usuario, es decir, nos las probamos. La opción de la ropa a medida es menos frecuente por cuestiones de costes: es la más cara.

¿Ocurre lo mismo con el software? No necesariamente. También un diseño centrado en el usuario parece la mejor opción, pero con el inconveniente a priori de ser más costosa. Sin embargo, la cosa no está tan clara cuando tenemos en cuenta los costes asociados a desarrollar un producto que no es usable o no sea adapta a las necesidades del cliente. En ese caso lo menos malo que puede ocurrir es que haya que incorporar modificaciones y parches (cuando no nuevas versiones) para corregir los problemas hallados. En el peor de los casos, que el cliente abandonará el producto, quizás por otro más usable de la competencia.

Todo ello teniendo en cuenta además que, mientras que la ropa se puede comercializar “al por mayor” en diferentes tallas, tal cosa no es posible con el software. Pueden ofrecerse diferentes versiones del mismo producto o incluir ciertas opciones de personalización, pero nunca se adaptarán tan bien al usuario como cuando se le tiene en cuenta como referente desde el principio.

Valora esta metáfora:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4,67 out of 5)
Loading...
 

4 comentarios to “Usabilidad en el software es como coser un traje”

  1. […] […] seguir leyendo en METAeuFORiAS Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | ( 1) | Añadir a: Artículos ¿relacionados? […]

  2. Pequeña discrepancia: las evaluaciones heurísticas no crean ‘tallas’, ni ‘tejidos’ ni nada. Las evaluaciones revisan las características de un producto y las confrontan con posibilidades de éxito o fracaso.
    Las estandarizaciones llamadas ‘tallas’ son características del producto. La heurística evaluará si una talla concreta es adecuada al target del producto.

  3. Olga, los principios heurísticos sí que serían las tallas (las reglas comúnmente conocidas y aceptadas).

    El equivalente de una evaluación heurística sería algo así como comprobar que la prenda está bien confeccionada con respecto a su talla; ahí la metáfora es más difícil de aplicar 🙂

  4. También tiene más posibilidades de encajar a un usuario si se suman las características de estilo (moderno, antiguo, grunge, rockera…), color (azul, rojo, naranja…), talla (de XS a XXL), dónde se vende (carrefour, zara, corte inglés…), precio, etc. etc.

Opina sobre esta metáfora