Artículos que son como… metáforas

METAeuFORiAS

¿Qué es
la página inicial de un sitio web
? ¿Qué es
un escaparate
?
Lun, 9-Jun-2008

La página inicial de un sitio web es como un escaparate

La página inicial de cualquier sitio web no es una página más; es en muchas ocasiones la más accedida (y también la primera página que se visita), y debe por tanto ser lo suficientemente atractiva y útil como para invitar al usuario a que siga en el sitio web. Algo similar a lo que ocurre con el escaparate de una tienda.

Escaparate con una página web

Características y consejos para la página inicial

Son de sobra conocidos los consejos para la primera página de un sitio web; el gurú de la usabilidad Jakob Nielsen ha escrito algunos artículos al respecto (como este o este) y también un libro dedicado exclusivamente a esa página.

En general se pueden resumir en que la página inicial debe:

  • utilizar un diseño diferenciado para resaltar que se trata de la página inicial, pero coherente con el diseño del resto del sitio;
  • mostrar claramente qué se ofrece al usuario (tanto la página como la empresa a la que pertenece), distinguiéndola del resto de páginas similares y mostrando ejemplos reales de contenidos;
  • ofrecer un camino rápido a las funcionalidades más utilizadas y/o importantes del sitio web

El escaparate de una tienda

Todos conocemos cómo son los escaparates de las tiendas, y cómo su contenido y aspecto nos da una idea clara de lo que podemos encontrar dentro. Y también conocemos qué cosas nos pueden molestar o atraer en un escaparate.

Podemos encontrar también teorías e información sobre escaparatismo, pero podemos suponer que el objetivo de un escaparate es claro: invitar a los clientes a entrar y a comprar.

Una página, un escaparate

Es obvio; el mensaje que deben dar tanto la página inicial como el escaparate es el mismo:

“Esto es una muestra de lo que te podemos ofrecer. Entra y, si quieres, compra.”

Por ello, cuanta más ideal del contenido y menos barreras para entrar se pongan, mejor. Incluso algunos consejos pueden aplicarse directamente a ambos casos:

  • Muestra claramente la identidad corporativa: logo; slogan; etc.
  • Pon ejemplos de contenido real (¡y no olvides incluir su precio!).
  • Adapta el aspecto a la temporada (por ejemplo, en Navidad) para que se vea que el contenido está actualizado.
  • No poner impedimentos: páginas splash en un sitio web; o puertas “extras” en un comercio.

¿En qué no se parecen?

Mientras que en una tienda es inevitable pasar junto al escaparate para entrar, la tecnología web nos permite aterrizar en una página interior del sitio sin pasar por la página inicial. ¡Y eso es bueno! Podríamos decir que esa tendencia va en aumento a medida que mejora la accesibilidad de los sitios web y la indexación de los buscadores (por ello una página interior debe mantener la identidad del sitio, con el logo de la empresa, un diseño identificable, etc.)

La tecnología web también nos permite realizar acciones directamente desde la página inicial, como pueda ser buscar en el sitio o incluso iniciar una compra. Esto es más difícil en una tienda real, donde el escaparate es simplemente “informativo”; para iniciar cualquier transacción es necesario entrar en la tienda (eso sí, puedes preguntar por un producto que has visto en el escaparate). De hecho, algunos artículos destacan que es precisamente ese aspecto funcional el que debe potenciarse, en oposición al puramente informativo que representa un escaparate.

Extendiendo la metáfora

Como hemos dicho antes, las características técnicas de un sitio web nos permite activar funcionalidades directamente desde la página inicial; no sería una buena idea prescindir de ellas simplemente por ajustar más la metáfora a la realidad.

En sentido contrario, ¿podríamos aplicar algunas de esas funcionalidades de una web al mundo físico? Se me ocurre que sería el caso de:

  • Los comercios que permiten comprar a través de una ventanilla sin necesidad de entrar al local; por ejemplo, recuerdo una panadería en la que era posible comprar los productos más habituales (básicamente pan) desde un pequeño mostrador que daba directamente a la calle; para comprar otros productos, había que entrar al comercio.
  • Identificar claramente los productos mostrados en el escaparate (por ejemplo, mostrando el nombre del producto), de modo que si estamos interesados en uno de ellos podamos señalarlo claramente. Más de uno nos habremos visto en la situación de entrar en una zapatería y preguntar por “esos zapatos del mostrador, marrones… no, esos no, los de más arriba… marrón oscuro… sí, de piel (creo)…”. En Ikea se preocupan bastante de ello.

Valora esta metáfora:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4,33 out of 5)
Loading...
 

3 comentarios to “La página inicial de un sitio web es como un escaparate”

  1. Ostras… Por FIN !!!!!!!!!!

    Vengo del mundo del marketing y actualmente fabrico websites desde hace casi 10 años. A lo largo de este tiempo, en el que lucho en un sector dominado por informáticos, no dejo de sorprenderme de como la mayoría de sitios incumplen las más mínimas normas comerciales. Y no es un problema técnico, ni de conocimiento de marketing. A veces es sólo un problema de sentido común.

    Un ejemplo: Afortunadamente cada vez menos clientes me piden esas “intros” en flash. Son como un grupo de bailarinas en toples delante de la puerta de tu tienda: mola mucho la primera vez, pero si tienes que entrar en la tienda varias veces… a la tercera ya cansan. Y te vas a otra tienda/empresa/web. Cuando explicas esta analogía simple, todos los clientes lo entienden y dejan de lado esas “skip intro”. Simple, no?

    Otro ejemplo: iniciar con una página que pone “bievenida del presidente” o “la empresa”. Cuando veo algo así siempre pienso: chico, tengo poco tiempo y estoy buscando algo que quizá tengas, pero parece que no te interesa mostrar. ¿Lo tienes o me voy a otra tienda aprovechando que está solo a un click de distancia?

    En fin, aún nos queda mucho por recorrer en la web española 😉

  2. Miguel,
    es verdad que la usabilidad es muchas veces cuestión de sentido común, que es el menos común de los sentidos. Y, como dijo Descartes, es lo que mejor repartido está en el mundo, ya que todos pensamos que tenemos suficiente.

    Ah, yo compararía las “intros” con poner una cortina con el logo del comercio delante del escaparate. 🙂

  3. […] página inicial (o homepage) de cualquier sitio web no es una página más. A menudo se trata de la página más vista, y muchas veces es la primera que visitan los usuarios. […]

Opina sobre esta metáfora